Cada año el ciclo Casa de los Niños define un proyecto educativo que vincule a los niños y niñas con alguna temática específica y que proyecte diversos aprendizajes y desarrollo de habilidades. Este año, como parte del “proyecto semilla” en el Preescolar B decidieron incluir a las familias en distintos momentos como en carpintería, construcción de macetas biodegradables y creación de plantas de modo vegetativo. “Pensamos que incluir a los y las apoderadas potencia el ciclo virtuoso de formación de nuestra niñez”, dice la guía Francis Vidal.