Estimada Comunidad Epullay:

Esta semana viviremos una nueva conmemoración de Semana Santa. Más allá de la práctica de un credo religioso puntual, es indudable que el cristianismo, con sus valores, prácticas y festividades, es un referente ineludible de la cultura occidental y está presente en nuestras formas de relación y de construcción social.

Vivir la espiritualidad es, entre muchas otras cosas, ser capaz de comprender, internalizar y llevar a la vida cotidiana la esencia de enseñanzas que otros nos dan a conocer, más allá de la práctica religiosa propiamente tal.  Desde esta perspectiva, queremos invitarlos a reflexionar y compartir en familia el espíritu de esta celebración, que son las enseñanzas que Jesús dejó en nuestro mundo: vivir el amor al prójimo y compartir en lo íntimo de la familia el amor al otro, reflejado en la entrega incondicional hacia quienes amamos y extender la mano a quien sufra en momentos de necesidad.

En estos tiempos, tan complejos y difíciles en el cotidiano vivir, la esperanza que nos abre la certeza de que no estamos solos, reflejado en un acto tan cotidiano como compartir un pedazo de pan con los nuestros, nos anima a pensar que, más temprano que tarde, vendrán tiempos de tranquilidad, seguridad y alegría.

Por esto, queremos invitarlos a que, en la cena de Jueves Santo, compartan con sus familias sus esperanzas, sueños y alegrías, aprovechando el espacio para reflexionar, pensar y agradecer la dicha de vivir, apoyarse y construirse juntos.

Les deseamos unos excelentes días de descanso y compartir en familia.

Departamento de Filosofía y Espiritualidad