Las ludotecas escolares son lugares llenos de color, entretención y aprendizaje. Cualquier niño o niña puede encontrar ahí una variedad de juegos y elementos lúdicos con un único fin: que tanto profesores y alumnos disfruten de un mejor proceso de enseñanza, y que éste no se transforme en algo tedioso.

Hoy son parte de una actualización del sistema educativo, que está impactando positivamente en el aprendizaje escolar y nuestro colegio ya cuenta con una.

Gracias a la generosidad de la familia Troncoso De La Maza, que se trasladó a vivir a Estados Unidos y donó toda su colección de juegos didácticos y de salón -más de 30- a la comunidad, ahora contamos con este material que estará en la biblioteca, disponible para que los profesores los utilicen con sus alumnos como material didáctico.