Una segunda versión, esta vez a cargo de los estudiantes y las estudiantes del Taller 4B, tuvo la feria de objetos perdidos en nuestro colegio, actividad que se desarrolló con gran convocatoria y bastante éxito. 

“Esta feria es una actividad voluntaria que organizan los alumnos de Aldea, ellos preparan todo y atienden. Se hizo para que la ropa y otros accesorios que están hace tiempo abandonados puedan ser recuperados por sus dueños o por alguien a quien les sirven. En esta ocasión se llevaron mucha ropa, queda un registro de lo que cada uno se lleva, que principalmente eran polerones, poleras, también cuadernos, botellas para el agua y algo de ropa de calle”, dice la guía de Taller 4, Paula Fuentes.

Los niños y niñas que organizaron estuvieron muy motivados y participaron numerosos alumnos, alumnas y también sus familias.