Elisa Mlynarz llegó al Epullay de muy pequeña, en 2010. Hoy, cuando cursa III Medio B, es la presidenta del Cecem, el centro de estudiantes, junto a cuatro compañeros más de diversos cursos. No es primera vez que Eli, como le dicen, está en desafíos similares: participó cuando cursaba Taller 4 y también el año pasado, en cargos diferentes. También es una entusiasta participante de grupo scout del colegio, desde 2013 y actualmente, está en la rama Pioneros. 

“Scout ha sido parte fundamental de mi formación”, reconoce. 

Elisa, ¿quienes forman parte del Cecem 2022?
Junto a mi, que soy la presidenta, están Shemsi Szeifert, vicepresidenta y encargada del comité de medioambiente y ecología, III Medio B; Mateo Ulloa, representante de Aldea y encargado del comité de comunicación y vinculación con el medio, Taller 4D; Julieta Galaz, representante de IV medio y encargada del comité de comunicación y vinculación con el medio, IV Medio A; y Milán Opazo, representante de IV Medio y encargado de los comités de “Género y Equidad” y “Cultura y contingencia”, IV Medio A, expresa.

Este Cecem empezó sus funciones a comienzos de mayo y terminan en abril del 2023, cuando se llame a votación para una nueva directiva.

¿Qué recuerdas de tus inicios en el Epullay, cómo ha sido tu experiencia?

Llegué el 2010 al colegio y el jardín infantil en que estuve antes del colegio, también era Montessori por lo que siempre me he educado con esta metodología. Estoy super adaptada, además, me considero que soy una persona que calza bastante bien con el perfil del estudiante Montessori, soy participativa e independiente.
Mi experiencia en el colegio siempre ha sido muy grata, las personas que hay acá me hacen sentir bien, puedo decir que nunca he tenido un problema, he tenido una muy bonita experiencia dentro del Epullay. Además, siento que es un colegio que se adapta harto a cómo es uno como persona, si uno va a un ritmo distinto que los demás, te ayudan. O si entiendes de maneras distintas, también hacen lo posible para que comprendas lo que están enseñando. 

Y, lo que más valoro del colegio es que además de que se pueda adaptar a las personas, es que te ayuden a ser alguien independiente y autónomo. Siento que cuando uno sale del colegio, tiene otras herramientas. El Epullay aparte de educar para que aprendas desde la mirada académica, te enseña para afrontarte a la vida y ser autosuficiente. Ser una persona que, de adulta, va a poder afrontar los problemas de la vida.

¿Cómo defines al estudiante de nuestro colegio?

Definiría al estudiante Epullay como a alguien independiente y autónomo, pero cada persona dentro del colegio es muy distinta una de otra, hay distintos grupos de personas. Eso es un valor que se da, la capacidad de convivir con otras personas que capaz que sean muy distintas a uno, que piensen distinto.

¿Por qué decidiste postular al Cecem?
Siempre me ha gustado mucho participar, encuentro que si uno quiere hacer cambios y aportar, sirve mucho más que uno esté ahí, a que espere que otros lo hagan. No es primera vez que estoy dentro del Cecem, el año pasado también participé y, antes, en Taller 4 también fui representante de Aldea, así que no es algo nuevo para mí. Sentí que este año, en III Medio, era algo que quería volver a vivir. Ha sido una muy buena experiencia y quise repetirla y encontré que en III Medio era el momento perfecto para hacerlo, normalmente los presidentes y vicepresidentes son de III Medio, quería ser parte de esto.

¿Cuál es el sello que quieres que tenga esta directiva?

Quiero demostrar la unión dentro del Cecem y del estudiantado, quiero que los estudiantes se sientan escuchados y apoyados por el Cecem, no que nos vean como algo lejano o como algo que es institucional, sino como algo que los representa, que trabaja en torno a lo que ellos quieren, a las cosas que les interesan y quieren hacer. 

¿Qué ideas tienen en mente?
Durante el primer semestre pudimos hacer varias de nuestras propuestas. Algo que se nos viene a comienzos de agosto es un torneo deportivo junto al Colegio Barrie Montessori, ya que una de nuestra metas para este 2022 es unirnos más con los colegios vecinos, abrirnos más con el entorno. Si bien estamos al lado, no compartimos muchos espacios con estos colegios por lo que este año quisimos empezar a hacer actividades en conjunto, como torneos y cosas entretenidas. Habrá fútbol, handball  y voleibol.
Otra cosa que retomamos este año, son las reuniones de Codecu, con los delegados de curso. Y que, como dije antes, como centro de estudiantes queremos trabajar en función del estudiantado, por lo que en estas reuniones podemos saber qué está pasando dentro de cada curso, qué quiere hacer cada curso y es una super buena manera de ponernos al día con toda Aldea y Comunidad.

¿Ya se hacen o el segundo semestre?
Algo que haremos en algún momento de este segundo semestre que iniciamos, son Asambleas Generales, que serían después del horario de clases y donde cualquier estudiante que quisiera podría ir, participar, escuchar y ofrecer un tema que le interese. También encontramos que sería algo super gratificante para nuestro proceso.
También, hablando de nuestros comités, como el de Género y Equidad y de Medio Ambiente, con el primero queremos hacer y trabajar en que todos se sientan cómodos dentro de nuestro colegio y si tienen algún problema, que podamos resolverlo. Y con Medio Ambiente queremos  volver a hacer cosas que antes se hacían, como hacer compost, que ya lo recuperamos el primer semestre, y otras instancias que hemos perdido en ecología, como basureros para separar los residuos y que se sacaron en la pandemia. Creemos muy importante volver a ponerlos. Queremos hacer de nuestro colegio un lugar más ecológico. 

¿Cómo ves la relación del Cecem con las autoridades del colegio?

El colegio siempre nos intenta apoyar, escucha nuestras propuestas, no encuentro que seamos ignorados sino todo lo contrario. Obviamente a veces hay temas de prioridades, cosas que para nosotros son prioritarias y que para el colegio no, o no son de tanta importancia. Y hemos tenido diferencias, pero tanto el colegio como nosotros buscamos tener una buena relación.

Nuestras reuniones con Dirección son con María José Ferrer, el rector Orlando Galaz y el encargado de convivencia, Gonzalo Hevia. Ellos están pendientes de nuestras preocupaciones. 

¿Sienten apoyo de los estudiantes?
Si, un 100 por ciento, el estudiantado se lleva muy buen con nosotros, nos apoyan y cuando hay un punto de vista diferente, suelen darlo a conocer de una buena manera. Cada vez hay más representatividad, nos identifican más y eso se siente muy bonito.

¿Cómo les gustaría que fueran recordados?

A mi me gustaría mucho que recordaran los torneos que vamos a hacer con los otros colegios y quiero que esa sea una buena instancia de unión entre nuestros colegios y que sea una actividad que se repita. Y también nos gustaría que los estudiantes después de este año se sintieran cómodos, contentos, representados, que encuentren que hubo un cambio, creo que cada uno de los que compone el Cecem estaríamos felices de dar cuenta que hicimos un cambio y una mejora en nuestro colegio. Que nos recuerden como un buen centro de estudiantes con el que hubo comunicación, cercanía y que lo pasaron bien los estudiantes.