Este mes se dio el vamos a una nueva instancia dirigida a los y las estudiantes de Taller 3 denominada “Diálogos de Salón”. Se trata un espacio que favorece lo relacional, estimula el pensamiento crítico, desarrolla la comunicación y permite a los actores expresar sus opiniones libremente, respecto de cuestiones que para ellos y ellas son relevantes. 

El objetivo de este espacio es fomentar la participación y responsabilidad  de los niños y niñas con su proceso educativo y por ello en esta instancia participan el o la Guía, la Directora de Ciclo, el Encargado de Convivencia y el Rector. También permite a los responsables del proceso educativo conocer “in situ” las preocupaciones y motivaciones de los niños y niñas de este nivel, así como también acompañarlos y tender puentes que faciliten la expresión de sus preocupaciones.

Samantha Muñiz, guía del ciclo Salón ha visto una estupenda recepción por parte de los alumnos. “Ellos por iniciativa propia, se prepararon con anticipación y crearon una encuesta sobre los temas que presentarían para esa instancia. Esto, con el fin de llevar ordenados y previamente conversados los temas de su interés. Los niños a esta edad son muy reflexivos y tienen muchas ganas de ser escuchados”, dice Samantha.

Para la guía de Salón, la contribución que pueden hacer estos diálogos es de gran importancia en el desarrollo de los y las estudiantes. “Los adultos, en general, no tienen en cuenta la opinión de los niños, porque ‘son niños’. Se da por hecho, que su punto de vista quizás no sea relevante o se subestima su capacidad reflexiva, pero esto es un gran error. Escuchar a los niños, conocer sus intereses y opiniones, fortalece sin duda la relación de cercanía y confianza mutua. Le transmites la idea de que es valioso lo que tiene que decir, lo que consolida su rol dentro de la comunidad y mejora su autoestima”, dice Samantha Muñiz.