Nuevamente, las puertas de nuestro colegio se abrieron y dieron un espacio para compartir y disfrutar como comunidad. Este año, las actividades del Día de la Familia volvieron a la presencialidad y fueron diferenciadas para cada ciclo.

En Salón, por ejemplo, organizaron lo que históricamente se hacía previo a la pandemia: una visita de los padres a los salones: “salones a puertas abiertas”. 

Por aforo, se hicieron dos turnos y en la actividad los niños mostraron a sus familias los trabajos que más les gustan y que los han motivado. 

“La guía recibe a las familias, los niños sacan los materiales, los ponen sobre alfombras en el piso o en las mesas de trabajo. La idea es que los papás se sienten junto a sus hijos y estos les muestren lo que han aprendido, por qué les gusta ese material, que puedan participar y disfrutar de los aprendizajes”, explica Marcela Encalada, Coordinadora de Taller 3 y directora Montessori.  

Una celebración que, desde Casa de los Niños, Salón, hasta Aldea y Comunidad fue disfrutada por toda nuestra comunidad.
Les dejamos algunas fotos de la actividad con los más pequeñitos.