Arsi Nava Espinoza es venezolana, es abogada, lleva tres años viviendo en Chile y asumió recientemente las labores en la portería de nuestro colegio, en reemplazo de su marido Naudys Rodriguez, quien partió rumbo a Texas, Estados Unidos en busca de mejores perspectivas. Arsi tiene un hijo, Samuel, de 22 años.

“No tengo más familia en Chile. Mi experiencia hasta ahora en la portería del Epullay ha sido muy agradable y satisfactoria, sobre todo con los niños, niñas y adolescentes del colegio, quienes han sido muy empáticos y receptivos conmigo”, dice Arsi.

Cuenta que con los apoderados y guías poco a poco ha ido estableciendo relaciones basadas en la educación y el respeto. “Es una comunidad bastante flexible, muy agradable y me he sentido muy bien recibida por parte de toda la comunidad educativa.  

Agradecida con todos, quiero que sepan que aquí estaré para prestar mis servicios y poderlos ayudar en todo lo que requieran”, dice Arsi con su habitual amabilidad.