El último fin de semana de marzo se llevó a cabo la vigésimo tercera versión del CAMPAHI. Fue, como siempre, una gran jornada, esencial para el desarrollo de nuestra comunidad. El compañerismo y el buen trato se hacen cada vez más fuertes, en un contexto donde la competencia se entiende como un juego menor dentro de un marco de colaboración. Bajo estos parámetros, todos los eventos fueron exitosos, incluyendo el juego final cuyo resultado – funa total – fue considerado el mejor de los éxitos por toda la comunidad. Lo más novedoso de esta versión fue la incorporación de un staff de viejos estandartes para apoyar la dirección del evento y aumentar la calidad del servicio a los participantes. La opinión general es que fue muy acertado y que se espera amplíe su presencia y funciones en las próximas versiones, complementando la gestión de Cristián, creador e impulsor del CAMPAHI por 22 años. Su fuerza y perseverancia poco comunes lo hacen largamente merecedor de la gratitud que recibe. También fue el turno de despedir a Jordi Bachs, talentoso y entusiasta guía de los Sapos. En su alocución, Jordi dijo que salía del colegio, pero no de la comunidad, pues en ella ha hecho amigos para la vida. Y es lo que hemos descubierto a poco andar: que en el Epullay no sólo los niños reciben educación de verdadera calidad. El saludo más repetido en la despedida fue “nos vemos el 2020”

Todas las fotos aqui