El Colegio Epullay fue fundado el 2 de noviembre de 1994 y pertenece a la Sociedad Educacional Epullay S.A., que reúne a familias ligadas a la educación y al Proyecto Educativo de los Scouts. En sus inicios el proyecto educativo original buscaba una educación donde el niño fuera el protagonista, con un guía adulto cercano, basado en un sistema de libertad responsable, en un ambiente de confianza, en el que se pudiera aprender a través de la actividad personal. Fue así como se incorporó la filosofía Montessori como un pilar fundamental. Su principal característica es constituir “una escuela para la vida”, más que un medio para ingresar a la educación superior.

El Colegio inició sus actividades en 1995 en una pequeña casa en Las Condes con apenas 45 alumnos desde prekinder a 4º básico. En 1997 se trasladó a la sede de Simón González en La Reina, donde el entorno natural favoreció la implementación del Proyecto Educativo. El año 2001 comenzó a funcionar con la segunda sede en Príncipe de Gales para implementar los salones que albergarían a la educación media.

Desde sus inicios el colegio ha crecido paulatinamente, equipando cuidadosamente nuevos salones Montessori y restringiendo su crecimiento al ritmo de capacitación de las guías Montessori. El colegio ha seleccionado cuidadosamente a las familias que se han integrado, logrando tener una muy baja rotación de familias y de profesores.

El colegio ha sido muy conservador en su política de aceptar jóvenes a partir de 7º básico, debido a la dificultad de encontrar aquellos que puedan adaptarse a trabajar por sí mismos en un ambiente de libertad responsable y sin buscar la aprobación o el castigo por parte del adulto.

Con la compra de un terreno en Alvaro Casanova, en noviembre de 2004 se inició la construcción del edificio definitivo, el que alberga todos los cursos a partir de septiembre de 2005. Este edificio, de arquitectura moderna, fue encargado a la oficina Sáez Joannon Arquitectos Asociados. La tarea que se les encomendó fue crear un espacio a la escala del niño, que es el protagonista y principal usuario. Esto se logró creando espacios y rincones acogedores y funcionales.

El colegio ha seguido creciendo y actualmente cuenta con 17.500m2 de terreno y más de 5.500 m2 de edificaciones. El año 2010 se creó el primer paralelo en 7º básico, el que llegará a 4°M el año 2015, completando así 50 alumnos en cada nivel.